Costumbres y Tradiciones

nhbvb

Las historias son contadas para crear temor en la población local y visitantes. Estas creencias acompañan la vida diaria de los pobladores de la provincia con frecuencia a aquellos que viven en áreas rurales. Principalmente se puede escuchar en áreas rurales, donde puede encontrarse personas que afirman haberse encontrado con el Riviel.

El Riviel fue un hombre bueno que se emborracho junto con los difuntos que le acompañaban en el cementerio del pueblo y luego formaron una tremenda pelea. Como estaba solo luchando con un elevado número de muertos optó por defenderse con las cruces que encontraba a su alrededor. Si una cruz se quebraba, el arrancaba otra; así fue acabando con todos hasta que únicamente quedó la cruz mayor a la que utilizó como antorcha.

Cuando aclaró el día, el cementerio estaba sin cruces; por ese motivo al morir, Dios lo condenó a ser un alma en pena. Su alma quedaría liberada el día que logre ahogar a un desprevenido viajero para que ocupe su lugar. Algunas veces el Riviel ha atacado a los viajeros y cuando han estado a punto de ahogarse, se conduele de sus víctimas y la salva continuando él con su pena.

El Riviel se mimetiza, con un joven simpático parrandero y cantor, se presenta en los bailes de marimba. Al bailar le salen lucecitas verdes de los tobillos. Nunca se aleja de un baile sin despedirse. El Riviel navega en una canoa mocha fabricada de madera. Se presenta como una luz verdosa producida por los dos fémures atravesados.

Mitología local.

 

La Tunda: En esta población son muchas las personas que cuentan su experiencia con esta manifestación cuyo propósito es llevarse a las personas que son rebeldes, se presenta en forma de un ser querido a los niños o adultos. La tunda tiene una pierna de molinillo y les da a comer camarón. El "entundao" es obligado a seguirla y cuando reacciona y quiere volver por el camino, se extravía en la montaña. Para recuperar a la persona que ha sido llevada por la Tunda, deben los familiares ir a buscarlo acompañado de los padrinos del desaparecido, también llevar perros, machetes, escopeta, bombos y al cura o sacerdote, esto auyenta a la tunda y el entundado encuentra el camino. Su origen parece remontarse a la colonia, pues la presencia de conjuros en que interviene la iglesia católica a través del cura, deja entrever elementos míticos como el de la "dueña del monte" de raigambre europea. 

 

Saberes ancestrales.

Corte de madera: los saberes sensoriales derivados de la interacción humano ambiental alimentan el imaginario cognitivo de los labradores, madereros y agricultores en general. En Tachina dicen que para el corte de madera se debe esperar tres días después de la luna nueva. Al estar la luna en cuarto menguante, cortar los árboles, sobre todo si se quiere que del tronco broten nuevos retoños, o que el corte obtenga una madera firme y apretada, de lo contrario la "polilla" le cae con facilidad. Los árboles próximos a las orillas de los ríos se cortan cuando el caudal decrece y la raíz  expuesta atrae la sabia; esto favorece el corte, y también una mujer en periodo no se debe acercar a  un árbol porque puede secarse y no dar frutos.

Siembra y cosecha: estos conocimientos son transmitidos por las personas mayores, teniendo un origen inmemorial. Son aplicados en las épocas de siembra y cosecha. Para sembrar hay que tomar en cuenta ciertos aspectos muy importantes como: la presencia de lluvias y ciertas aves e insectos que las anuncian con sus movimientos inusuales, las fases de la luna, los mejores días para sembrar y cosechar los cuales son de preferencia los últimos días de menguante, de esta forma se cree hay abundancia de frutos pues el grano resiste y dura más tiempo sin apolillarse.

 Atachina 4

 

Cultivo de plantas medicinales y curaciones alternativas.

 

Las Pringas: "Las pringas" son una forma de curar las fracturas que existieron antes de los métodos modernos y se vienen practicando desde hace varias generaciones en los sectores rurales, para este proceso requieren contar con la planta "suelda con suelda", agua, vendas y tablillas.

 

Para el tratamiento hierven una rama de unos 50cm. de largo en el agua hasta que se torna rojiza. Mientras esta preparación se enfría, soban al afectado para acomodar los huesos de modo que suelden correctamente. Acto seguido se "pringa" la preparación en la zona afectada y hacen un "sobijo" tras lo cual hacen un "entobillado" para inmovilizar al hueso. Este tratamiento lo repiten unas tres veces en ellapso de una semana, con el fin de "bajar" la inflamación.

Atachina 5

Rendicion de Cuentas

rendicion.png

Descargas

plan.png

ADMIN.jpg